Grandes Amores de la Historia: Napoleón y Josefina

  | 27 de septiembre de 2017  | Vistas: 30

Historia

Entre los grandes amores de la historia, es muy conocida la relación de Napoleón y Josefina. Eduardo Fernández Luiña en esta presentación narra los orígenes, vida de ambos personajes, la crisis y separación de la pareja, así como las frustraciones que enfrentó el famoso emperador de Francia por esa pasión.

Comenta que Napoleón Bonaparte nacido en Córcega, era hijo de una familia acomodada e influyente que sale de la isla por problemas políticos y tiene que adoptar la nacionalidad francesa.

La familia de Napoleón, su padre Carlo Bonaparte era un miembro relevante de la comunidad corsa”.

Josefina era descendiente de Pierre Belain d’Esnabuc, primer colono que en nombre del rey Luis XIII estableció la colonia francesa en la Martinica, por el lado de la madre, y por el lado del padre, apellido Tascher, familia que provenía de la nobleza francesa.

Después de la muerte de una hermana y otra que no quiso aceptar un matrimonio pactado en Francia, Josefina con 15 años de edad, es la designada por su familia para casarse en París con el político aristócrata Alexandre François Marie, vizconde de Beauharnais, con quien tuvo dos hijos, pero por los malos tratos que le daba lo abandonó. Posteriormente este fue ejecutado por el Gobierno del terror.

Josefina ha sido descrita por Nina Epton como una mujer alta, esbelta, con buena figura, cabellos castaños y sedosos, ojos marrones y una tez moreno-amarillenta. Era el ideal de belleza de la época, su único defecto era la dentadura en muy mal estado, por eso mantenía la boca cerrada”.

Cuando Napoleón y Josefina se conocieron en casa de Madam de Tallien, esposa de Jean Lambert Tallien diputado clave, él siente temor de acercarse porque ella es alguien que ha logrado tener un estatus en la sociedad de Paris. Sin embargo, Josefina atraída por el joven Bonaparte 6 años menor, le envía una nota con la que logra obtener la respuesta que esperaba.

A pesar de la condición de viuda, ser mayor, no poder tener hijos con Napoleón y haber cometido infidelidad en su ausencia, decide casarse por la Iglesia con ella cuando se convierte en emperador; y aunque Josefina de orígenes nobles, estuvo encarcelada y con amenaza de expropiación por la Revolución francesa, situación que no enfrentó la familia Bonaparte.

Con el casamiento Josefina obtiene un contrato matrimonial sumamente favorable y una pensión de 1,500 libras. Posteriormente, relación romántica con Napoleón llega a su final, y él se vuelve a casar con María Luisa.

No te pierdas del interesante romance de Napoleón y Josefina, así como los de otros amores históricos que encontrarás en esta colección.

Autor

IDEAS DE LA LIBERTAD

Nuestra misión es la enseñanza y difusión de los principios éticos, jurídicos y económicos de una sociedad de personas libres y responsables.

Universidad Francisco Marroquín