Adam Smith, un precursor de la economía experimental del siglo XXI

Eugenia Aldana  | 06 de septiembre de 2019  | Vistas: 86

Jimena Hurtado habla de un tema que se ha venido planteando sobre la unión entre economía experimental, con las ideas de Adam Smith, que están relacionadas con la obra Humanomics de Vernon L. Smith y Bart J. Wilson quienes han descubierto puntos de encuentro y sorprendentes resultados sobre las supuestas predicciones del modelo económico tradicional.

Expresa Jimena que para dichos autores, Adam Smith tiene una idea mucho más rica del ser humano que no encaja con una flexibilización de las funciones de utilidad, pues aseguran que sus ideas superan a la economía experimental y que esos resultados se han visto a través de los juegos que revelan cuestiones que no se pueden explicar a través de la teoría, con el pensamiento del agente económico racional.

Con base en esos resultados explica Jimena que la economía experimental comenzó a incorporar otro tipo de preferencias dentro de la función de utilidad que no se habían considerado anteriormente, entre las que se mencionan las preferencias sociales, altruistas, familiares y otras.

Entonces, es a través de ese proceso de flexibilización y de ampliación del mismo problema de optimización, que empezaron a decir, así podemos explicar que la gente no acepte lo que la teoría económica originalmente dice que ellos deberían estar aceptando”.

Siguiendo esa misma línea de pensamiento, alude a planteamientos de Adam Smith acerca de los humanos que no se comportan de otra manera, porque son seres sociales, pertenecen a una sociedad, se han formado en ella y construido una identidad a través de interacciones que posteriormente se fueron transformando en comunidades que son reflejo de esos vínculos.

El poder de verse los unos con los otros de manera permanente es lo que empiezan a incorporar Smith y Wilson”.

Explica además, que en la segunda parte de Humanomics, los experimentos evidencian resultados más satisfactorios que pueden ser mejor explicados a partir de La teoría de los sentimientos morales, contrarios a los que aporta la economía tradicional, además de sus planteamientos sobre reglas de comportamiento, en particular de justicia porque permiten el funcionamiento de la sociedad.

Entre Adam Smith y la economía experimental pasó algo que se llama el utilitarismo”.

También, menciona críticas, comentarios y aportes que ya había hecho Jeremy Bentham sobre incorporar en la economía el comportamiento individual, y su idea sobre la filosofía que sentó las bases de la legislación, de las leyes y el orden social, entre otros.

Lo interesante de este libro es que nos permite preguntarnos sobre las tradiciones que nos llevan a la teoría económica contemporánea, el utilitarismo el maximizador de utilidad, y ese ser sociable de Adam Smith que vive bajo reglas que él mismo se ha impuesto”.

Te invitamos a conocer estas ideas sobre economía experimental y el pensamiento de Adam Smith quien tuvo una visión que va más allá de la economía tradicional. 


Conferencista

Máster en Economía y politóloga