Andrea Márquez López Mato
La neurobiología del dolor

Favio Mazariegos  | 07 de noviembre de 2019  | Vistas: 8

La doctora María Renée Gándara conversa con la doctora argentina Andrea Márquez López Mato, quien es pionera en los estudios de Psiconeuroinmunoendocrinología en el mundo y estuvo de visita en el Departamento de Psicología de la Universidad Francisco Marroquín.

La conversación giró en torno al tema del dolor, Andrea define el dolor como una señal de que algo no está funcionando bien en el cuerpo, pero afirma también que el dolor ha aumentado entre las personas con el paso del tiempo; se calcula que en la actualidad el 20% de la población mundial experimenta algún tipo de dolor.

Hay muchas enfermedades que no generan un estímulo real externo de dolor, sin embargo se puede tener dolor en casi todo el cuerpo”.

Al ser el dolor la señal de algo más, el paciente debería buscar la causa del mismo, con ayuda de su médico, y no solamente quitarse el dolor con analgésicos; además Andrea asegura que el dolor es más que una sensación ya que hay un componente cognitivo que entra en juego y hace que se piense en las causas y en las consecuencias del mismo; y hay un último componente que es el emocional o motivacional, este define cuánto nos importa el dolor en ese momento y va a depender de la actividad que se esté realizando.

En el dolor agudo siempre hay un estímulo, puede ser un golpe con el martillo, un esguince, etcétera; en el dolor crónico a veces hay un estímulo y se le conoce como nociceptivo, y otras veces el estímulo ya se ha perdido y se le llama no nociceptivo, este se refiere a cuando queda el recuerdo en dónde hubo dolor alguna vez.

Todos percibimos el dolor en la misma zona, salvo aquellos que tengan aumentada la matriz del dolor”.

El dolor entra al cuerpo por medio de los nervios periféricos cuando hay estímulo, sino directamente desde la médula y ahí se modula, en ese proceso es donde cada persona percibe con diferente magnitud el dolor, ya que hay sustancias biológicas que aumentan o disminuyen el dolor y recientemente se ha descubierto que también las vivencias infantiles traumáticas modifican la percepción del dolor, haciendo más dolorosas cosas que para otros tal vez no lo sean.

Te invitamos a conocer más sobre temas de psicología consultando otros videos de New Media y el Seminario de Psiconeuroinmunoendocrinología, impartido por la doctora Márquez.


Conferencista

Especialista en Psiconeuroinmunoendocrinología