Arquitectura de Luis Díez Navarro

Eugenia Aldana  | 26 de abril de 2019  | Vistas: 67

El doctor Alberto Garín presenta esta interesante investigación en donde muestra aspectos singulares sobre la figura de Luis Díez Navarro a quien los historiadores de la primera mitad del siglo XX le adjudicaron gran renombre por haber realizado el trazo de la Nueva Guatemala de la Asunción y otras obras en países de México y Centroamérica que en algunos casos no coinciden con la realidad.

Cuenta que en principio Luis Díez Navarro inició su carrera de militar a los 17 años, y por ser un buen dibujante tuvo la oportunidad de estudiar en una academia de ingenieros militares, fundada a petición de Felipe V de España por Próspero Verboom, pero la abandona por problemas con su maestro Miguel Marín, y vuelve a su posición de artillero.

Explica que años más tarde, vuelve a retomar la carrera y termina su formación con Ignacio Sala de quien aprende sobre construcción de fortificaciones en España. Durante esa época surge la necesidad de reforzar y los fortines españoles que estaban ubicados en México y algunos países de Centroamérica, por lo que fue enviado para realizar esa misión que era importante para la corona española.

Se trataba de un trabajo de mantenimiento para mejorar las fortalezas, no eran grandes creaciones”.

Inicialmente llegó a México donde se le asignaron realizar algunas reparaciones en la fortaleza de San Juan de Ulúa, Veracruz, México bajo el mando de Félix Prósperi. Por alguna razón Díez viaja a la ciudad de México y es bien recibido por el virrey quien le pide que continúe la construcción de la Casa de la Moneda, cuyos trabajos ya se habían iniciado, y se hace cargo de otras construcciones aún cuando no tenía una trayectoria profesional.

Se le atribuye a Díez la construcción de edificios en México y Guatemala El Salvador Nicaragua y Costa rica, a pesar de que nunca puso un pie en el Salvador”.

Inicialmente la misión de Luis Díez Navarro era trabajar y reparar las fortificaciones de San Felipe en Río Dulce, Trujillo que propuso cambiar a Omoa en Honduras, La Inmaculada Concepción de río San Juan en Nicaragua, y el castillo de San Fernando de Matina en Costa Rica, por lo que fue obligado a retomar los trabajos que tenía que realizar para defensa de las costas de México y Centroamérica, debido a la amenaza que representaba Inglaterra.

Posteriormente, llega a la ciudad de Santiago de los Caballeros de Guatemala, hoy Antigua Guatemala, en donde plantea algunos trabajos y se dedica a estudiar la obra de Diego de Porres, un arquitecto brillante, quien durante mucho tiempo no fue reconocido.  En esa ciudad hizo algunas reparaciones y luego se le encomendó trazar la nueva ciudad en el valle de la Ermita.

En conclusión, expresa el doctor Garín que Luis Díez Navarro era un ingeniero militar que aprendió de arquitectura con los criollos y guatemaltecos quienes habían desarrollado grandes soluciones en construcción, pero por el hecho de ser español, la historia lo convirtió en una figura mítica, con más créditos de los que en realidad ostenta.

Te invitamos a conocer esta interesante historia que evidencia el talento de arquitectos guatemaltecos que vivieron en la época colonial y las realidades sobre la obra de Díez Navarro.


Conferencista

Director, Programa de Doctorados UFM

IDEAS DE LA LIBERTAD

Nuestra misión es la enseñanza y difusión de los principios éticos, jurídicos y económicos de una sociedad de personas libres y responsables.

Universidad Francisco Marroquín