00:01    |    
Créditos iniciales
00:20    |    
Presentación de Enrique Pasquel
00:28    |    
¿Por qué en Guatemala y en América Latina el agua es un conflicto?
00:46    |    
Motivos de la escasez del agua en América Latina
02:38    |    
Cultivos de arroz en Perú
05:08    |    
Incentivos para ahorrar agua
06:38    |    
Fuentes de agua
07:31    |    
Construccion de infraestructura
09:39    |    
Acceso para obtener agua potable
11:20    |    
Repercusiones que generan los mercados negros de agua
14:19    |    
Ventajas del mercado libre y legal de agua
Información para el usuario
Ubicación de zonas con escasez del agua
El trabajo del empresario
Consecuencias del control estatal del agua
19:22    |    
Palabras de agradecimiento
19:30    |    
Créditos finales



Share

Video:

Embed:

Derechos de propiedad sobre el agua

24 de septiembre de 2010   | Vistas: 26 |  

Enrique Pasquel explica que en América Latina el agua es escasa, a pesar de la gran cantidad de recursos hídricos con que cuenta, por culpa del sistema legal que no permite la existencia de titularidades privadas, puesto que el control se encuentra en poder del Estado, que es quien la asigna a los diferentes sectores, bajo leyes y subsidios que generan grandes problemas sociales. 

Pasquel comenta que la imposibilidad de vender la misma, en forma privada, provoca la falta de incentivos para ahorrar o descubrir nuevas fuentes, así como la dificultad de acceso para algunas poblaciones, problemas de salud, surgimiento de mercados negros de agua, sin control de calidad.  Asimismo, plantea que un mercado libre y legal podría proporcionar infraestructura adecuada, mejor calidad del producto, mayor información y localización de zonas donde hay escases, entre otras.

 

 

 


Enrique Pasquel es catedrático de Propiedad y de Análisis Económico del Derecho en la Facultad de Derecho de la Universidad…

IDEAS DE LA LIBERTAD

Nuestra misión es la enseñanza y difusión de los principios éticos, jurídicos y económicos de una sociedad de personas libres y responsables.

Universidad Francisco Marroquín