EconClub: Órdenes complejos y Economía

Eugenia Aldana  | 08 de diciembre de 2018  | Vistas: 7

Luis Espinosa presenta el paradigma de la complejidad, otra manera de ver el mundo, una idea que en parte fue inspirada por el libro de Antonio Escohotado Caos y orden, pero afirma que para provocar ese cambio es necesario comenzar a pensar diferente.

Afirma Espinosa que el paradigma anterior radica en que este quiere cambiar el mundo, en tanto que el nuevo paradigma busca comprender el mundo y dejar de pensar en las leyes, enunciados, proyecciones de la macro y microeconomía que no corresponden a una realidad porque la sociedad, el orden complejo y la economía son evolutivas.

No lleves el mundo a un laboratorio, no lleves el mundo a un modelo, pregunta al mundo, contempla el mundo, maravíllate de cómo es el mundo y no esperes obtener respuestas, no esperes obtener un resultado, simplemente contempla, con maravilla, con sorpresa y el mundo te hablará, la realidad es generosa…”.

El planteamiento de quienes promueven el paradigma de la complejidad expresa Luis Espinosa, están seguros de que existe  una nueva manera de hacer ciencia la cual rechaza el método científico y la idea de que en el mundo hay problemas que debe solucionar, sin comprender que este es imperfecto o erróneo, a lo que llama la arrogancia del socialista y científico que ven el mundo como un problema.

Los que estamos en la ciencia del caos rechazamos la certidumbre, lo lineal, lo periódico lo analítico, la axiomatización, la fala de intuición, lo inanimado, el equilibrio nos gusta lo vivo y el mundo está vivo y por eso estamos en el mundo no matamos a la Economía para ponerla en un mundo estable”.

Espinosa manifiesta que existe una larga trayectoria sobre la idea del cambio de paradigma que ya planteaban Henri Poincaré, 1887, Friedrich A. Hayek en 1964, Paul Feyerabend, 1975 Benoit Mandelbrot, 1924 Richard Feynman, 1918, Ilya Prigogine 1917 y Escohotado 2009.

Los elementos esenciales de un sistema complejo, explica Espinosa que no tienen una línea temporal, son sistemas regresivos pero que generan distintas alternativas, el sistema tiene voluntad, cambia evolutivamente. La teoría de la complejidad no toma en consideración la certidumbre ni cree en la predicción.

Complejidad es libertad y las cosas tienen consecuencias, y si nos adherimos al paradigma de la complejidad estamos cambiando una ciencia por una ciencia de libertad”.

Conoce sobre esta interesante teoría que plantea mayores avances para la ciencia en general.


Conferencista

Economista y profesor universitario