• 00:11    |    
    Querida Olguita, querida familia Ayau, distinguida familia de la Universidad Francisco Marroquín:
  • 00:19    |    
    Cuando me pidió Giancarlo que dijera unas palabras y escribiera algo, se me hizo muy complicado resumir más de cuarenta años de una amistad con unn hombre de la talla del Dr. Ayau, a quien nunca pude llamar Muso ni Manuel. Y él muchas veces me lo dijo: "Dígame Manuel, dígame Muso".
  • 00:41    |    
    Pero mi vida de nueve años en Suiza me talló de tal manera, donde a un hombre a quien uno tanto respeta y donde se mantiene un ordenn jerárquico, yo lo consideraba mi amigo, pero estaba muy por encima de mi persona, entonces siempre le dije "Doctor" o " Herr Rektor".
  • 01:00    |    
    Recuerdo esas noches, en la trece calle de la zona diez en la casa de Olguita, donde yo llegaba a plantear algún problema vinculado con el trabajo en lan UFM.
  • 01:13    |    
    Olguita nos daba y nos daba una atmósfera y una atención admirable, pero en diez minutos terminábamos de hablar y Olguita se sentaba, y yon también, a escuchar una lección de filosofía libertaria y de economía.
  • 01:28    |    
    Eran cátedras particulares ¡qué lujo ese! de un hombre de la talla de Dr. Ayau, un verdadero gigante.
  • 01:36    |    
    Ahora, ¿cuándo lo vi yo por primera vez? Fue en 1967, yo me recordaba que de niño, mis tíos y mi madre eran amigos del Pollón Ayau y de René Ayau; que yon creo, él me lo contó, ya no volvimos hablar de eso, eran talvez, tíos del Dr. Ayau.
  • 02:00    |    
    Pero, el Pollón Ayau fue una figura, un deportista verdaderamente recordado en el país. Yo, en ese entonces, era secretario de la Facultad de Arquitectura den la Universidad de San Carlos, siendo el decano Jorge Montes Córdova.
  • 02:17    |    
    Y una tarde me dice Jorge Montes: "Mira, Eduardo, vamos a ir a escuchar al Muso Ayau", en la oficina que tenían de Montes y Rosales, con Neto Rosales y Jorgen Montes, "que nos va hablar sobre la ley de David Ricardo, lo que es el intercambio libre".
  • 02:38    |    
    Yo dije: "Bueno, voy a ir a oír". Al ver al Dr. Ayau, realmente me impactó, es una de las figuras que yo más he llegado a respetar.
  • 02:49    |    
    Una habilidad y una rapidez mental que yo no había visto, sólo muy raro, en grandes personas de otra área, que era en la física-matemática en Suiza. Dije yo:n "Qué mentalidad la que hay aquí".
  • 03:04    |    
    Era tan rápido, era un hombre imbatible en un debate. Se le preguntaba y contestaba más rápido. Me quede admirándolo y le dije a Jorge Montes:n "Gracias, por haberme permitido encontrar a un gigante aquí en Guatemala"
  • 03:20    |    
    Luego, me fui a Texas unos años y al regresar de Texas, volví a mis tareas en la Universidad de San Carlos, las cuales se habían complicado mucho másn con todas esas ideas marxistas.
  • 03:35    |    
    Había mucha infiltración de las ideas del comunismo desarrollado en China, ya era casi imposible la tarea docente y me entero de la fundación de lan Universidad Francisco Marroquín.
  • 03:48    |    
    Y veo y leo la lección inaugural dictada por el Dr. Manuel Ayau, lo volví a recordar y dije: "Sí ese el lugar desde el cual puede iniciarse una nuevan sociedad en Guatemala, es el único lugar, y él es la única persona".
  • 04:06    |    
    El Dr. Ayau era, -habrán muchas clases de liderazgo, hoy en día, se escucha de seminarios y en los hoteles del líder y formación de líderes-, yo creon que esos líderes formados o chapuceados, no son los verdaderos líderes como el Dr. Ayau, que sólo con conocerlo, escucharlo, dan ganas de seguirlo.
  • 04:30    |    
    Y así me convertí en un seguidor y admirador del Dr. Ayau y me acerqué para presentar el programa de cómo trabajar en los niveles de maestría, que fuen en la creación del ESEADE.
  • 04:42    |    
    El Dr. Ayau, -ahí vivimos tantas anécdotas, muchas que recordar-, las finanzas de la UFM no estaban muy buenas y para seguir hablando, a veces nosn íbamos almorzar a un restaurante, al Red Lion.
  • 04:59    |    
    El Dr. Juárez Paz, quien nos acompañaba, decía: "Una cerveza" y el Dr. Ayau decía: "Y dos vasos", para compartir con él. Cuando llegaba eln postre, decía el Dr. Juárez Paz: "Unos duraznitos" "Y dos platos", decía el Dr. Ayau, para que el gasto no se fuera para arriba.
  • 05:17    |    
    Luego, empezamos a compartir deporte: el tenis, y a los dos, que fue una simpatía y un cariño que nació espontáneamente, éramos competitivos y todo lo quen agarramos, lo agarramos en serio.
  • 05:32    |    
    Entonces eran verdaderos combates de tenis, siendo él un atleta muy superior, porque yo nunca he sido un atleta, él lo era, verdaderamente. Había que verlon cuando hacia natación, había que verlo en la cama elástica y en el tenis era realmente muy bueno.
  • 05:51    |    
    Y él llevaba su tambo de oxígeno y como nos agarrábamos a matar, verdad, porque creíamos que vivíamos de eso o realmente soñábamos que estábamos en el USn Open.
  • 06:03    |    
    Entonces me decía: "Véngase, dé un jalón de oxígeno". Y así, me daba su propia máscara para que yo me oxigenara un poco; compartimos tantas cosas.
  • 06:13    |    
    Cuando planeó está maravillosa ciudad universitaria, me dijo: "Vamos a poner canchas de tenis, usted". Y las inauguramos juntos, hicimos un partido den dobles, me recuerdo ese día.
  • 06:25    |    
    Siempre me abrió las puertas de su casa, me dijo: "Usted no necesita llamar, llegue a la casa". Y jugamos tenis en Amatitlán, muchísimas veces, siempre conn la atención de Olguita, de toda su familia.
  • 06:40    |    
    La última vez que llegué a jugar, hará un par de meses, seis meses, algo más, me dijo: "Mire usted, ahora, ya juego midiéndome el pulso". Entoncesn pegábamos un par de bolas y me decía: "Ahora, parémosle que ya me llegó a tanto".
  • 06:53    |    
    Pero él siempre jugando muy bien. Finalmente, me dijo:"Dele con mi nieto". Ya con el nieto, se me subía a mí demasiado el pulso y dije: "Mejorn tomémonos un agua".
  • 07:04    |    
    Y la última vez que lo vi, cuando llegó a darnos a un grupo de estudiantes y de profesores de la Galileo. Nos llegó a dar la presentación de proReforma,n la salvación del país, y me dijo: "Me va a dar la clase, pero, usted se va a sentar ahí", me dijo, "y se va a sentar adelante". "Sí, Herr Rektor, sí Dr. Ayau", len dije. Y ahí estuve sentado.
  • 07:28    |    
    Me llamó la atención que en esos cuarenta y pico de años que lo conocí, nunca lo oí quejarse. Si tuvo dolores o no, nunca lo supe.
  • 07:39    |    
    Era un hombre que nunca se quejó, nunca protestó de nada, me enseñó a controlar mi hígado, más o menos y cuando yo estaba, me decía: "Cálmese hombre,n espérese, analicemos la cosa".
  • 07:52    |    
    Tuve la dicha de viajar con él, siempre trabajando. Nunca me olvido, cuando estábamos en Kolonia, en Alemania, y le dije: "Mire, vamos a ver la catedral". Yn me dijo: "Yo no vengo aquí de turista, y nunca he viajado de turista".
  • 08:07    |    
    Siempre cargaba sus papeles y durante todo el viaje me dio clases de economía. Cuando paramos para esperar el vuelo para Alemania, llamó al profesor Miller,n a Roger Miller, y le prestó la cancha de tenis y fuimos a jugar tenis.
  • 08:23    |    
    O sea, los recuerdos con el Dr. Ayau son profundos, un hombre brillante, un hombre confiable, un hombre con una sola palabra, verdaderamente, yo creo quen nunca podré encontrar a otra persona igual, su convicción, creo que es sumamente difícil.
  • 08:44    |    
    En sus hijos he encontrado en todos personas de gran calidad, no digamos Olguita. Pero en la nación, sí va hacer falta Manuel Ayau.
  • 08:55    |    
    Todos estamos de acuerdo, en la obra que él dejó, todos estamos de acuerdo en decir que realmente el personaje que más ha influido en el país, en el siglon XX, fue el Dr. Manuel Ayau.
  • 09:09    |    
    Pero algo no han dicho, porque se habla que él ha influido naturalmente, con esta gigantesca Universidad. Con generar personas que comprendan el verdaderon sentido del ejercicio de la libertad responsable y la nefasta influencia de los Estados y Gobiernos que quieren controlar nuestras vidas.
  • 09:31    |    
    Y se dice que son las ideas que él hizo, la Universidad que ha generado y está generando una nueva forma de pensar y un liderazgo en eln país.
  • 09:44    |    
    Pero no nos olvidemos de la obra más grande, que para mí, él ya logró y nadie la ha mencionado, curiosamente. Al Dr. Ayau se le debe realmente eln progreso que se ha dado en la educación superior.
  • 10:01    |    
    Fue el Dr. Ayau, quien cuando se hizo la nueva Constitución, con la Constituyente convocada, sacó al nefasto Ministerio de Educación del Gobierno de todasn las universidades privadas.
  • 10:15    |    
    Fue el Dr. Ayau, imagínense ustedes, que las universidades privadas dependieran del Ministerio de Educación, que no pueden ni siquiera controlar a unn Joviel Acevedo.
  • 10:26    |    
    Entonces digo yo, ¿qué sería de la educación superior? Fue el Dr. Ayau quien influyó en la Constituyente, para que se lograra esan independencia.
  • 10:36    |    
    La Universidad estatal de San Carlos, que se mantiene con nuestros impuestos, era llamada la "rectora de la educación superior", con esto se acabó y eln gobierno universitario, logró el Dr. Ayau, que fuera regido por el Consejo de Educación Superior, donde también llega la San Carlos.
  • 10:57    |    
    Pero es esa libertad y el progreso en la educación superior se le debe a Manuel Ayau, quien le dio y logró la libertad que la universidades tenemos paran crear nuevos programas, ser libres, es la única manera como puede haber progreso.
  • 11:17    |    
    Y eso se le debe al Dr. Ayau, eso es obra que él ya realizó.
  • 11:22    |    
    Obviamente, están siempre acechando todos para ver cómo nos quitan de nuevo la libertad; pero ya hemos saboreado la libertad por más de una década yn deberíamos, todas las universidades privadas, toda la educación superior, agradecerle a Manuel Ayau eso.
  • 11:42    |    
    Naturalmente, en este país siempre es peligroso hacer olas, porque siempre tienden con caminos oscuros a quitarnos esa libertad y a la San Carlos no muyn le pasa que las universidades privadas le estén realmente comiendo el avance en la educación superior.
  • 12:04    |    
    Siempre hay más de alguien que vuelve a pensar que es el Gobierno quien debe regular y controlar esa educación superior.
  • 12:14    |    
    Cuando hablábamos con el Dr. Ayau de planes de Gobierno, qué pensamiento más exquisito ¿cómo sería Guatemala si hubiéramos logrado que la forma de pensar unn Gobierno para Guatemala como lo hacía el Dr. Ayau, lo hubiéramos hecho realidad?.
  • 12:31    |    
    Yo coincido con él ¿qué va a ser en educación? Cerrar el Ministerio de Educación, esa es la primera medida, es cerrar el Ministerio de Educación.
  • 12:42    |    
    En fin, el Dr. Ayau es el hombre, que realmente puso en nuestras manos, como ciudadanos, lo que es la formación de un nuevo país. Si seguimos lo que él dijo,n la sabiduría que ese hombre ha sembrado en la sociedad, vamos a construir una nueva patria.
  • 13:05    |    
    Y nosotros, todos, los que lo hemos admirado, los que hemos aprendido tanto de él, de su nobleza, de su inteligencia, de todo lo que ese gigante guatemaltecon tenía, quedamos en la obligación de luchar porque realmente las ideas del Dr. Ayau crezcan en esta sociedad que se está ahogando para su futuro.
  • 13:28    |    
    Y fundamentalmente, debemos luchar por que proReforma sea aprobado. Es algo admirable, como ese hombre que debe haber tenido malestar, dolores y todo, seguían luchando por esos ideales.
  • 13:44    |    
    No se encuentran muchas personas como él, y yo en lo personal, le agradezco a él, a su familia, y primero a Dios de habernos permitido tener unn hombre gigante, un gigante, de esa calidad humana y de ese pensamiento tan claro, tan lógico.
  • 14:04    |    
    A mí me decía: "¿No va a tomar más clases de Proceso Económico?". Yo le decía: "Escucharlo a usted es tan claro y tan lógico, que realmente, no hacen falta mas que escucharlo a usted un par de minutos".
  • 14:17    |    
    Su pensamiento era lógico, claro, él parecía matemático, pero era ingeniero, y realmente un hombre que sí entendió cuál es la solución a los problemasn sociales, en el mundo contemporáneo.
  • 14:34    |    
    Muchísimas gracias por permitirme compartir con ustedes y, realmente, ese vacío que él deja en todos nosotros no lo vamos a llenar nunca más.
  • 14:44    |    
    Muchas gracias.



Share

Video:

Embed:

Manuel F. Ayau: un verdadero gigante

12 de septiembre de 2010   | Vistas: 15 |  

Eduardo Suger expresa su gran admiración por la figura de Manuel F. Ayau a quien consideraba un verdadero gigante por su mente brillante, grandes cualidades y capacidades de auténtico líder.  Asimismo, comenta sobre las experiencias vividas a su lado, tanto en el ámbito personal como académico, dentro y fuera de las fronteras del país.

También, hace mención de las obras que dejó, influencia en el país, y reconocimiento por el progreso en la educación superior en Guatemala cuando logró la libertad constitucional para que las universidades privadas pudieran crear nuevos programas sin el control gubernamental.  Suger afirma que si las ideas del Proyecto proReforma se continúan divulgando y promoviendo, tendremos una nueva patria, porque esta es la única solución capaz de resolver los problemas sociales del mundo contemporáneo.  Finalmente, expresa que la ausencia del Dr. Ayau dejará un gran vacío imposible de llenar.


Eduardo Suger Eduardo Suger, fundador y rector de la Universidad Galileo, es físico-matemático en los grados de licenciatura y maestría,…

IDEAS DE LA LIBERTAD

Nuestra misión es la enseñanza y difusión de los principios éticos, jurídicos y económicos de una sociedad de personas libres y responsables.

Universidad Francisco Marroquín