La superioridad moral del capitalismo | Seminario Interuniversitario 2020

Nataly Basterrechea  | 24 de noviembre de 2020  | Vistas: 62

CADEP Crisis EPRI Libertad


En la última sesión virtual del Seminario Interuniversitario, Walter Castro, expuso sobre la ética de la libertad y el impacto que este valor ha tenido en mejorar la calidad de vida de las personas. Eduardo Fernández, moderó el espacio donde intercambiaron ideas sobre la superioridad moral del liberalismo, las condiciones que permiten que la libertad florezca y cómo los individuos traducen este valor con acciones diarias.

El liberalismo no se limita en el capitalismo y la multiplicación de bienes, también los derechos humanos se han visto beneficiados gracias al respeto de la libertad, que para Castro va más allá de una consideración y se traduce a un amor profundo que despierta una lucha hacia la dignidad humana.

Sin ética no hay destino para la libertad. La libertad nunca está segura”. — Walter Castro

A lo largo del evento el seminarista mencionó a pensadores como Smith, Hume, Hayek y Popper que profundizaron sobre las reglas morales que favorecieron las condiciones para que la libertad se expandiera en los grupos marginales. La evolución y aplicación de estas ideas permitió una visión más cataláctica de un orden más extenso, que provocó que la sociedad se tornara más comercial y evolucionara de las dinámicas de tribus cerradas.

La gran diferencia entre una idea y un valor, es que un valor es una idea que merece ser vivida”. — Walter Castro

Castro comentó sobre la complejidad del orden social y cómo las instituciones han logrado que sociedades se desarrollen o perduren. El capitalismo es un sistema que ha coordinado variables, comentó el doctor en Economía, de forma tan eficiente que disminuyó el conflicto y la pobreza como ningún otro sistema. La base de dicho suceso es gracias al respeto de ciertos valores y reglas que marcan incentivos que permiten a los individuos organizarse y cooperar.

Para que la libertad suceda ciertas condiciones tienen que estar presentes recalcó el conferencista, dándole especial énfasis a la justicia de la igualdad ante la ley. Las reglas de una sociedad libre son simples y pocas. Como lo explicó Castro no hay tal cosa como libertad sin justicia.

La libertad se defiende en el límite. Estamos tratando de hacer un orden más extenso, más inclusivo, más abarcador, donde entren las minorías”. — Walter Castro

Castro exhortó a no olvidar que la libertad tiene que ser defendida, ya que está en constante amenaza por la búsqueda de centralizar el poder en los estados que ejerzan caprichos arbitrarios de gobernantes. Este valor a pesar de ser difícil de conservar, vale la pena defenderlo, ya que como él lo ve es un deber ético expandir su respeto.

Autores

Doctor en Ciencia Política y profesor UFM

Doctor en Economía y profesor universitario

IDEAS DE LA LIBERTAD

Nuestra misión es la enseñanza y difusión de los principios éticos, jurídicos y económicos de una sociedad de personas libres y responsables.

Universidad Francisco Marroquín