Pontífices de la libertad: esperanzas para la Iglesia católica

Eugenia Aldana  | 20 de marzo de 2018  | Vistas: 76

La Iglesia católica no tuvo una respuesta positiva a las ideas modernas de propiedad privada y libertades individuales hasta que León XIII, influenciado por Monseñor Félix Antoine Philibert Dupanloup, un liberal del siglo XIX propuso temas de tolerancia por motivos de bien común para la sociedad, pues era necesaria la convivencia entre personas de diferentes cultos.

Gabriel Zanotti explica que anteriormente, la Iglesia católica y el mundo moderno no tuvieron un buen comienzo porque los papas Gregorio XVI y Pío IX rechazaron y condenaron cualquier idea de democracia y libertades que más tarde León XIII reivindicó esa postura cuando escribió un documento sobre separación entre sociedad civil y religiosa.

Ambas o potestades, Iglesia y Estado son soberanas en su género, cada una queda circunscrita dentro de ciertos límites definidos por su propia naturaleza y su fin próximo, de donde resulta una esfera determinada, dentro de la cual cada poder ejercite por propio derecho su actividad”. - León XIII

Este fue un punto importante señala en su exposición Gabriel, porque ese texto sirvió de base para que posteriormente Pío XII y Benedicto XVI llamaran a esa idea la sana laicidad del Estado moderno. Más tarde, a finales del siglo XIX y comienzos del XX se comprendió que el término liberal podía tener otras acciones.

La Iglesia al condenar al liberalismo no ha intentado condenar todos y cada uno de los partidos políticos que por ventura se llaman liberales”. - León XIII

Benedicto XV cobra relevancia por su iniciativa de promover la paz para evitar la Primera Guerra Mundial y levantar la prohibición a los católicos de participar en partidos políticos.

En la Italia de principios del siglo XX, el sacerdote Luigi Sturzo sacerdote organiza el partido Popular Italiano de orientación demócrata cristiana que comienza a ganar sistemáticamente las selecciones en los diversos estados italianos.

Por su parte Pío XI pacta con Mussolini para que le otorgue el Estado del Vaticano, pero este a cambio le pide que Luigi Sturzo abandone el país, otra figura importante por sus escritos a favor de la democracia Constitucional Norteamericana, la Democracia, la República y la economía de mercado.

Pío XII quien se enfrenta a la Segunda Guerra Mundial toca por primera vez temas que no había discutido la Iglesia católica sobre derechos, respeto del Estado, libertad de expresión, tolerancia y derecho de organizarse en cultos diversos y León XIII por el contrario condena sin matices a la teoría escolástica de la teoría del poder.

También, menciona Gabriel que en la encíclica Pacem in Terris de Juan XXIII se encuentran elementos sistematización de toda la doctrina de León XIII y de Pío XII, respecto de lo que ayudará a un Gobierno democrático no contradictorio con el catolicismo, adelanto sobre la libertad religiosa, el respeto hacia las democracias constitucionales, el apoyo a la declaración de los derechos humanos.

Puntos importantes del Concilio Vaticano II

  1. Relación entre Iglesia y Estado.
  2. Derechos personales.
  3. Declaración de libertad religiosa.
  4. Recta autonomía de lo temporal en materia política y científica.
  5. El laicado.

Benedicto XVI reconoce que el Concilio Vaticano II es contradictorio con el magisterio de fines del siglo XIX, habla de hermenéutica, interpretación la Reforma,  continuidad del Concilio Vaticano II, papel del cristianismo y la sana laicidad.

Conoce la trayectoria del papado y a quienes han hecho posible la evolución de la Iglesia católica hacia la modernidad.


Conferencista

Director académico, Instituto Acton

IDEAS DE LA LIBERTAD

Nuestra misión es la enseñanza y difusión de los principios éticos, jurídicos y económicos de una sociedad de personas libres y responsables.

Universidad Francisco Marroquín