Platería virreinal en Guatemala

Eugenia Aldana  | 15 de enero de 2020  | Vistas: 98

Arte Casa Popenoe Comercio Guatemala

La exposición de Rossanna Valls es un estudio que muestra el desarrollo de la platería durante la época del virreinato en Guatemala, a través de una descripción sobre este arte que gozaba de gran importancia para la corona española por el valor económico que representaba.

Valls explica que los plateros trabajaban bajo un régimen de gremio sujeto a ciertas ordenanzas de leyes, castigos y normas severas. El nombre surgió en la época medieval y se trataba de una asociación de personas que desarrollaban diversas artes y oficios.

Para finales del siglo XVIII en Guatemala teníamos registrados a veintisiete gremios diferentes”.

Dentro de estos gremios cuenta que el maestro platero tenía gran prestigio por trabajar el preciado metal. En el inicio debía llenar requisitos muy rígidos e indispensables al que solamente podían acceder españoles sin mezcla y de trayectoria honorable, situación que cambió posteriormente por la imposibilidad de cumplir algunas de las condiciones impuestas.

En su relato menciona detalles del oficio, colaboradores que trabajaban con el maestro platero, situación legal del aprendiz, tareas que se desarrollaban en los talleres, manipulación, propiedades y devaluación del metal, así como normativas de uso y otros aspectos relacionados con la plata y su elaboración.

Cuando nos referimos a la plata estamos hablando de un distintivo de opulencia, de riqueza...”.

Refiere Vallz que debido al valor económico que representaba la plata, posiblemente muchas piezas valiosas sucumbieron ante terremotos y otras catástrofes ocurridas en el país, pero que en otros casos dieron paso a un nuevo estilo.

Otro hecho importante que menciona es la pérdida de documentación sobre la actividad de este arte que ya se había iniciado a pesar de la prohibición del rey Carlos I que no fue acatada en Guatemala; y es hasta 1530 cuando se pudo comprobar la importancia del gremio durante el período virreinal, el cual finaliza con la independencia de Guatemala.

Comenta Vallz también que en la época referida se comienzan a ver variadas corrientes artísticas en Guatemala, con influencia europea del renacimiento, gótico tardío, plateresco, manierismo, rococó barroco y neoclásico, de los que existe un sinnúmero de evidencias.

¿Y quiénes eran los grandes clientes?, el clero, la élite y la burguesía”.

Cuando el rey Carlos I dejó de lado las prohibiciones y requisitos para trabajar la plata en Guatemala, además de los grandes maestros plateros, comenzaron a trabajar en ese arte mestizos, indígenas y esclavos negros.

En el siglo XVII surge una nueva sociedad guatemalteca con poder adquisitivo y de gustos refinados quienes demandaban valiosas piezas de plata. Además, era el inicio de una etapa de comercio entre Guatemala, España y Perú.

En todos los primeros siglos la Iglesia era la que más costeo los trabajos de plata”.

Indica Vallz que ya en el siglo XVIII se comienzan a elaborar en Guatemala piezas en gran cantidad y calidad de plata. Posteriormente en 1731 se estableció la Casa de la Moneda para evitar la importación de México o Perú. En el siglo XIX comienza el declive de los plateros, llegan extranjeros que traen otras ideas y es en ese período que surge la platería artesanal.

Te invitamos a conocer con Rossanna Vallz más sobre este interesante tema, y descubre las razones por las que se denomina arte virreinal y no colonial como equívocamente se llamó a ese período de la historia.

Autor

Gerente del Museo Popol Vuh y catedrática

IDEAS DE LA LIBERTAD

Nuestra misión es la enseñanza y difusión de los principios éticos, jurídicos y económicos de una sociedad de personas libres y responsables.

Universidad Francisco Marroquín